domingo, 29 de enero de 2012

De visita por la comunicación de instituciones y partidos políticos I

La semana pasada, los alumnos del MCPC nos trasladamos a Madrid con el fin de conocer de cerca los departamentos de comunicación de las principales instituciones y partidos políticos españoles. Fueron tres días intensos que bien merecen su crónica.

Comenzamos nuestro periplo por el Palacio de la Moncloa, donde nos recibió Consuelo Sánchez-Vicente, Directora General de Comunicación. Sánchez-Vicente evidenció que el traspaso de poderes no había sido tan ejemplar en Comunicación entre el anterior gobierno y el que preside Mariano Rajoy. Su principal quebradero de cabeza en esos momentos era cuadrar un organigrama que le permitiera trabajar con eficiencia y centrarse en lo que de verdad es el cometido de su Dirección General. Cuando llevó a Moncloa se sintió como “Adán en el paraíso”, pero con el inconveniente de que ese paraíso estaba lleno de funcionarios con distingos rangos a los que había que asignar funciones. Respecto al funcionariado también advirtió que en su DG también se va a aplicar la doctrina de la austeridad: de diez funcionarios se repone sólo uno.

Se discutieron también los efectos de los globos sonda y las filtraciones. Respecto a estas últimas, con el ejemplo de la ocurrida ese mismo día sobre la proposición de Vargas Llosa como director del Instituto Cervantes, Sánchez-Vicente aseguró que nunca son inocentes y que suelen ser provocadas por intenciones muy particulares. (En el caso de Vargas Llosa obviamente deberíamos preguntarnos si lo filtró el Ministerio de Exteriores o el de Cultura, actualmente en lucha por la competencia del Instituto). Asimismo, la Directora General destacó la importancia de tener informados a los periodistas y dar explicaciones (la subida de impuestos es el principal referente en este sentido) y concluyó que “la única manera de combatir la incertidumbre es la comunicación”. Aunque no pudimos comentar líneas maestras o estrategias específicas del nuevo gobierno en materia de comunicación, una cosa nos quedó clara: sin un departamento funcional y coordinado (que en la administración parece un milagro) no se puede hablar -y casi ni pensar- de más allá del día a día. Sánchez-Vicente lo sabe y por eso quería acabar con el organigrama cuanto antes.

En Ferraz, Carlos Hernández, director de comunicación del PSOE, reconoció que durante la campaña electoral su principal activo era el propio candidato, aunque lo más complejo era intentar desmarcarse del Gobierno de Zapatero. No les quedaba otra estrategia posible. Sobre la guerra en Twitter por los seguidores, Hernández afirmó que pese a que Rajoy tenía más, el perfil de Rubalcaba interactuaba más con la gente. “No se trata de dar dogmas, sino de dialogar”, dijo.

Respecto al 38º Congreso del PSOE, Hernández nos aseguró que ellos se mantienen imparciales y que el hecho de no tener un líder claro del partido podría haber detenido la acción de oposición. Por tanto, el propio gabinete de comunicación tomó la iniciativa de lanzar el conocido vídeo de “Donde dije digo, digo impuestos”, para que el debate interno del PSOE no dejara sin fiscalizar las polémicas decisiones del Gobierno. En su opinión, el Director de Comunicación tiene que tener la máxima confianza de “los de arriba” y “debe estar siempre en todas las decisiones, porque todo es comunicación”.

En el Congreso de los Diputados, su jefa de Prensa, Charo Rodríguez nos contó sus estrategias para intentar proteger la proyección de los grupos pequeños. Esta legislatura se les presenta algo más compleja por la cantidad de grupos parlamentarios. Estuvimos debatiendo la polémica instrucción sobre los fotógrafos. Una causa en la que el diario El Mundo se quedó solo, según la jefa de prensa del Parlamento. Rodríguez nos aseguró que lo único que pretenden es salvaguardar la privacidad de los diputados. Por otra parte, también nos explicó los problemas que se le plantean a la hora de acreditar a ciertos medios de comunicación, sobre todo digitales, lo cuales muchas veces son un simple blog sin ninguna relevancia mediática que, por mera lógica, no puede ser acreditado entre los tres mil medios que lo están en la actualidad. Están preparando su salida a Twitter, rechazan estar en Facebook y su objetivo es tener una base de imágenes y vídeos de calidad para ofrecer recursos a medios pequeños.


En un par de días os hablo de nuestro encuentro con los departamentos de comunicación de UPyD, el CGPJ y TS, PP y hasta Pedro Arriola.

No hay comentarios: