sábado, 14 de noviembre de 2009

Sin noticias de Gurb. Risas críticas

Hacía tiempo que un libro no me hacía reír tanto. Hubo momentos en los que tuve que reprimir la sonora carcajada que luchaba por salir para no asustar a la gente que me rodeaba, pues a ojos de los demás yo era uno más con los cascos del mp3 en todas partes: en el bus, en la cola del restaurante, caminando por los pasillos de la universidad... El audiolibro tiene esta ventaja, te permite aprovechar muchos más momentos para leer. De hecho, este libro me cautivó tanto que muchos días tomaba el camino más largo para volver a casa. Sin noticias de Gurb me ha parecido un libro magnífico para distraerse y pasar muy buenos ratos.
Eduardo Mendoza relata la visión de un extraterrestre que llega a la tierra y pierde de vista a su compañero Gurb, que al marcharse a tomado la apariencia de Marta Sánchez. Decide esperarlo pero al no recibir noticias de él parte en su busca por Barcelona y sus alrededores. El protagonista adopta distintas apariencias para pasar “inadvertido”: el papa Pío XII, el Conde Duque de Olivares, José Ortega y Gasset... y va descubriendo cómo de raros son los humanos y sus costumbres. Analiza su comportamiento e intenta hacerlo suyo cogiéndose algunas cogorzas, enamorándose, trabajando, comprándose una casa y habitándola, abriendo una cuenta bancaria etc. Mendoza satiriza los análisis “intelectuales” del extraterrestre que, por cierto, antes de dormir reza el rosario y se lava los dientes todos los días, y deja entrever una cierta crítica ácida dirigida tanto a barceloneses, como españoles y humanidad en general. “Analicé la composición de lo que los humanos llaman agua: hidrógeno, oxígeno... y caca”; “le dije que si no fuera un ser venido de una lejana galaxia me casaría con ella y me contestó que eso era lo que le decían todos”; “adelantar el pie derecho a la derecha del izquierdo y luego adelantar el izquierdo a la izquierda del derecho es andar, y si adelantas el izquierdo a la derecha del derecho y el derecho a la izquierda del izquierdo es andar con garbo”, “el hombre me contó que como mendigo se ganaba la vida muy honradamente y que por favor le devolviera su estado natural porque con esas pintas ni con pústulas postizas conseguiría sacar un real”. Estos son algunas frases que me han venido a la mente, no son citas exactas, pero recuerdo que me hicieron reír, que es el gran mérito de este libro.
Sonreír es necesario todos los días, y reír además es saludable. Este libro, una gozada.

5 comentarios:

Julia dijo...

Lo voy a comprar!

moledo dijo...

Me alegra, Julia. Ya me contarás qué te parece. Ahora estoy con otro de Mendoza, "El caso Savolta", el que le dio tanta fama. Gracias por pasarte por aquí, a ver si hago yo lo mismo. Besos.

alquiler de coches en alicante dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
paloma albella dijo...

a mi me ha parecido un libro magnifico sobretodo por la fantasia casual de los hechos y la mnera de prsentar las catastrofes de santa lucia y su numero magico. un recuerdo para todos y que paseis unas felices navidades, pero antes leeros el libro de sin noticias de gurb,vais a lloraar de la risa o de otra cosa.

paloma albella dijo...

de nuevo digo que me ha precido magnfic la idea inesperada de la casualdad, los hechos de la vida y sobretodo las navidades pasadas. un salujdo a todos y que paseisunas felices fuestas.