domingo, 10 de mayo de 2009

Violencia gratuita de nuevo en El País

Da verdadero asco que un periódico que se considera de referencia como El País nos ofrezca otra vez violencia gratuita en su página web ("¡Qué pena que en el papel no se puedan colgar vídeos!", estarán pensando los descerebrados que toman las decisiones). Por supuesto, hablo del vídeo de seguridad del metro de Madrid en el que se ve cómo un malnacido acuchilla a Carlos Palomino y digo "otra vez", porque desde El País ya nos mostraron cómo ahorcaban a Sadam Hussein que se ahogaba por orden del nuevo estado libre de Irak mientras se reían de él.
¿Qué aportan estos vídeos aparte de morbo y miedo? Absolutamente nada. Es, por decirlo pronto y mal, pura mierda periodística de la que devalúa esta noble profesión. ¿El tan citado libro de estilo de El País no dice nada al respecto? Conseguirán muchas visitas al vídeo, sí, pero no se han parado en las consecuencias que puede tener en la audiencia (principalmente el odio y el miedo), ni en las contradicciones que para el propio medio supone, ¿o acaso no hay una colorida manita que respalda la candidatura de Madrid 2016? Fachada, todo fachada.

TVE emitió el vídeo en sus informativos -mal hecho-, pero censuró la parte violenta en la que alguien clava la navaja a otro alguien.

Por cierto, ¿alguien recuerda lo famosísimo que se hizo otro malnacido por pegarle una patada a una chica inmigrante? ¿Os imagináis cuánto cobró el imbécil aquel por cada entrevista que le hizo la no-prensa? El País y otros muchos medios también emitieron hasta la saciedad aquel vídeo. ¿De verdad queremos esto?

4 comentarios:

D.Richart dijo...

Hola Alejandro:
Los medios de comunicación necesitan un cambio, creo que están tomando mal camino, aunque siempre podemos rectificar, ¿No? Casos como los que citas de "El País" se repiten demasiado a menudo.
Por cierto, gracias por tu comentario, es gratificante saber que hay alguien que te ha leído, y más si lo conoces, je,je.

Un abrazo! Seguimos en contacto, ¿ok? Adéu.

bonsai dijo...

Hola, yo compré el país el domingo y leí el artículo. Mi interpretación es distinta a la tuya, no lo veo como artículo sensacinalista, sinó de denuncia. Existe mucha prevención popular contra los grupos "antisistema", y los "niñitos bien" razistas y xenófobos, están muy bien vistos tal vez porque no tienen pinta de desarrapados. El artículo habla de que en las últimas manifestaciones de protesta ultraderechistas autorizadas, éstos iban custodiados y hubo 25 detenidos, ninguno de ultraderecha. A mi no me gusta ver violencia, pero estos reportajes son un revulsivo y un recordatorio de hechos que han ocurrido y que siguen ocurriendo. ¿Recuérdas el caso de Guillém Agulló en Montanejos en el año 1993?. Era un chico militante de Maulets de Burjassot al que asesinaron unos jóvenes de extrema derecha. Pues aún hay gente que lo recuerda, (míralo en la web y verás). Se ha convertido en un símbolo y no creo que sea por sensacionalismo. Se trata de memória histórica. (No obstante no he visto el vídeo porque no puedo soportar la violencia).Saludos

moledo dijo...

Hola, Bonsai:
En lo único que te equivocas es en que tú y yo discrepamos. Estoy completamente de acuerdo con todo lo que dices. Lo que me indignó tanto y denuncio en esta entrada no son los reportajes explicativos (los que salvan nuestra prensa diaria), sino la emisión de un vídeo que no aporta nada, de hecho, tú en unas líneas has demostrado sin haber visto el vídeo que estás más informada que los miles y miles de internautas y televidentes que se han sobrecogido con el navajazo.
Los reportajes como el que citas son necesarios, no olvidar NUNCA los problemas sociales y las lecciones de la historia es una obligación de los ciudadanos y del periodismo, pero "vender" más la información -pese a que luego el texto sea bueno- mediante violencia gratuita yo no lo apruebo.

bonsai dijo...

Vaaaale, de acuerdo, pero tambien es cierto que en la historia del cine ha habido películas muy crudas cuya intención ha sido provocar la reacción del público. (Jhony cogió su fusil, La chaqueta metálica, Apocalipsis now...etc) En este caso, no es ficción, es un hecho real, pero la reseña en un diario quizá no llega tanto a la gente como un vídeo. No dudo que sea sensacionalista y a mi no me gusta nada verlo, pero creo que pese a la violencia, sensibiliza para la no violencia. Así lo veo yo. A lo mejor me cuesta pensar que un períodico de los pocos que me inspiran algo de confianza, caiga en la trampa de "vender más" con el morbo. En fín me quedo con el beneficio de la duda. Otro saludo