domingo, 24 de mayo de 2009

Semanas de luto

En lo que se refiere a lo importante en la vida llevamos dos semanas de luto. La poesía más popular ha perdido a dos de sus referentes: Mario Benedetti y Antonio Vega.


Recuerdo que el primer libro de poesía que me regalaron fue el de Memoria y esperanza. Un mensaje a los jóvenes, con versos cargados de compromiso y justicia social que Benedetti dedicó a chavales que, como yo, con 17 años, nos desperezábamos de la infancia sin saber que otros ni siquiera la habían tenido.
Dejo aquí un poema que no pertenece a aquel libro, pero que forma parte de mi vida, mi memoria y mi esperanza.

Hagamos un trato

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos o hasta diez
sino contar conmigo.

Si alguna vez
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense, que delirio;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.

Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense, que flojera,
igual puede contar conmigo.

Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.

No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.


En un mundo descomunal, él sentía su fragilidad. Nosotros también, y ahora sentimos su ausencia.
Aquí os dejo con el homenaje que le hicieron en No disparen al pianista, gracias a Tur por el aviso y a Bizentte por su trabajo, gracias al cual tenemos disponibles este homenaje y un concierto.



9 comentarios:

Ana Soff dijo...

Alejandro, me encanta ese poema, bueno mejor dicho yo soy una fiel seguidora de la poesía de Benedetti.

Por cierto, desgraciadamente este fin de semana la poesía y el periodismo se vuelven a vestir de luto. Una pena lo de José Miguel Ullán.

Un saludo.

Anónimo dijo...

OVNIS
obviamente, a bud
Dice mi amigo bud que los ovnis no vienen
de marte ni de la urss ni de cabo cañaberal
sencillamente llegan de un remotísimo futuro
con la peregrina intención de investigar
cómo fue que los terrestres empezamos a jodernos
es decir cuál fue el origen de la gran hecatombe
que para ellos por supuesto es historia
y en cambio para nosotros pecadores
una mera y sombría posibilidad
en el caso de que bud tenga razón
los osados ovnímodos serían
una suerte de arqueólogos ideológicos
algo así como choznos de levi strauss
perdidos en alguna galaxia de reposo
no estaría de más intentar presuadirlos
de que han confundido la ecuación y la ruta
y que en consecuencia aún nos pertenece
la empalagosa opción de no estallar
y así mientras ellos computan y computan
su eletrónica / gaseosa / ultramundana
fe de erratas
nosotros persignémosnos
o respiremos hondo
o bajemos al refugio más próximo

Once
Ningún padre de la iglesia
ha sabido explicar
por qué no existe
un mandamiento once
que ordene a la mujer
no codiciar al hombre
de su prójima.

Estos dos poemas son del gran Benedetti, después de esto entiendo:

http://www.elsindicatodelmonodegollado.com/2009/05/obituario-benedetti-el-peor-poeta-del.html

moledo dijo...

Hola. Gracias por los comentarios a los dos. Respecto al último sobre el blog que detesta a Benedetti he de decir que el gusto o no por su poesía es totalmente respetable. Hay quienes piensan que poesía sólo la pueden escribir los genios, los que tienen a las musas de su parte. Es respetable. Ese bloggero en cuestión llega a decir que gracias, o mejor dicho, por culpa de Benedetti muchas personas se han creido poeta y se han lanzado a escribir lo que sentían que, a su parecer, no vale para nada. Otros pensamos que eso mismo, dar ilusión a la gente por escribir, es un logro inmenso. Quizá sus poemas no son lo suficientemente buenos, pero seguro que para ellos y a lo mejor para alguien más tienen una gran carga sentimental.
Aplicando el argumento del bloggero anti cultura popular, ¿qué le acredita a él para escribir en Internet? ¿En la red no debería escribir sólo aquel acreditado a hacer un discurso multimedia de alta calidad?
Para mí no hay alta cultura o cultura popular/de masas, para mí hay cultura que me gusta y cultura que me disgusta. Ya está bien de dividir por clases la sociedad.

Anónimo dijo...

Que no sólo soy yo y el blogero del sindicato del mono, que hay más gente que opina como nosotros.
¡Ya está bien de encumbrar a los personajillos simplemente por moda, ñoñería o política!

Angel Pozuelo

BENEDETTI: RETRATO CRíTICO
Por: Emilio Martínez Cardona

Decía que "Entre la literatura y la revolución, la prioridad es la revolución" y que "Matar es un agrio deber revolucionario".
Fue uno de los fundadores y principales dirigentes del Movimiento 26 de Marzo, fachada legal del MLN-T (Movimiento de Liberación Nacional-Tupamaros), organización terrorista que asoló el Uruguay en plena democracia desde el año 1963, con asesinatos, secuestros y robos multimillonarios.
Estuvo entre los pocos intelectuales que defendieron a Fidel Castro cuando apresó al poeta Heriberto Padilla y calló vergonzosamente ante los fusilamientos ordenados por el dictador cubano en el 2003.
Hablo, por supuesto, y aunque rompa muchos corazones ingenuos, de Mario Orlando Hamlet Hardy Brenno Benedetti Farugia, más conocido por su primer nombre y apellido. Caballero de sonrisa bonachona e ideas totalitarias, pero sobre todo un mal, muy mal poeta.
"Benedetti es un escritor para consumo de la superficialidad y los aficionados a los lugares comunes", ha dicho de manera tajante el colombiano Eduardo Escobar, un juicio que sólo puedo compartir y que de hecho comparten prestigiosos críticos y académicos del mundo entero.
Y es que si hubo grandes escritores latinoamericanos que defendieron posturas políticas igual de abyectas, como el argentino Julio Cortázar o el también uruguayo Juan Carlos Onetti, éstos fueron creadores de una obra literaria única e innovadora, que supera ampliamente los deslices cometidos en el campo ideológico.
No puede decirse lo mismo de Benedetti.
Alberto Chimal lo encuentra "sospechoso de excesiva complacencia, de sentimentalismo, de simplismo. Y fue culpable con una frecuencia alarmante. Peor aún, su obra poética, que se fue recogiendo en ediciones sucesivas llamadas siempre Inventario, deja ver cada vez menos poesía a medida que pasan los años y cada vez más fórmulas, más lugares comunes, más prédicas a admiradores ya convencidos. El padre espiritual de sus poemas pudo haber sido, entre otros, Bertolt Brecht, pero tiene entre sus hijos a Ricardo Arjona y otros todavía peores".
Aún más contundente es Alber Vázquez, quien califica a su poesía de "pedante, odiosa, pueril, cargante, malograda, cansina y aburrevacas". El argentino dice que "Benedetti es un poeta de medio pelo al que una legión de indolentes con poca o nula experiencia lectora ha encumbrado más allá de todo lo razonable" y concluye definiéndolo como "Probablemente, el peor poeta del mundo"...


Mas en :
http://panodigital.com/por-que-hicieron-famoso-a-mario-benedetti

moledo dijo...

Me parece muy bien que penséis así. Entiendo los argumentos que tenéis para opinar así. Para gustos los colores. Lo que no acepté arriba fue calificar como algo reprobable que Benedetti, con su poesía "simplista", haya hecho nacer las ganas de crear a mucha gente que se lanzó a imitarle en los versos. Como dije, para mí eso es un logro.
Por cierto, me alegra tener debates en los que las opiniones nos enfrentan. Te animo a que sigas reivindicando lo contrario a lo que algunas veces publico.
Un saludo.

Anónimo dijo...

¿Qué sabrás tu de lo que es hermoso, dulce, ilusionante?
¿Qué sabrás tu de lo que nos eleva el alma?
¿Qué sabrás de lo que nos gusta a gente como Alejandro, Ana Soff y yo?
Este poema de alberti te lo dedico con todo mi corazón a ti: Angel Pozuelo

Con cariño
Dunia

Poema El Tonto De Rafael

Por las calles, ¿quién aquél?
¡El tonto de Rafael!
Tonto llovido del cielo,
del limbo, sin un ochavo.
Mal pollito colipavo,
sin plumas, digo, sin pelo.
¡Pío-pic!, pica, y al vuelo
todos le pican a él.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!
Tan campante, sin carrera,
no imperial, sí tomatero,
grillo tomatero, pero
sin tomate en la grillera.
Canario de la fresquera,
no de alcoba o mirabel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!
Tontaina tonto del higo,
rodando por las esquinas
bolas, bolindres, pamplinas
y pimientos que no digo.
Mas nunca falta un amigo
que le mendigue un clavel.
¿Quién aquél?
¡El tonto de Rafael!
Patos con gafas, en fila,
lo raptarán tontamente
en la berlina inconsciente
de San Jinojito el lila.
¿Qué runrún, qué retahíla
sube el cretino eco fiel?
¡Oh, oh, pero si es aquél
el tonto de Rafael!

moledo dijo...

Hola, Dunia:
Justo este mismo día en el que has aparecido, una persona que visita mucho esta bitácora y yo comentábamos que hacía tiempo que no te pasabas. Lo cierto es que no hay ahora mismo otra entrada en la que se te precise tanto como en ésta, que trata de poesía y emociones. Gracias por traer de nuevo versos a este blog y por defender nuestra libertad y nuestro derecho a emocionarnos con ellos.
Un beso.

EL QUEJICA dijo...

Hola a todos!!

Quizás todos tengais razón (Dunia, tu no, no esta bien llamar tonto a alguien por el mero hecho de expresar su opinión, aunque pudiera ser equivocada).

Y digo que todos podeis tener algo de razón, pero algo, no toda. No puedo opinar justamente de Benedetti porque no lo conozco, no he leido nada de él; pero de Antonio Vega si que creo que sé algo. Para mi desgracia, ya que me llena de años, viví en primera persona y en directo en Madrid la "movida madrileña": Alaska y los Pegamoides, Aviador Dro, Un Pingüino en el ascensor, Secretos, Nacha Pop... ¡Bien! Antonio Vega era uno más de aquel movimiento. Hizo un par de canciones emblemáticas pero ya está, nada más. Es un exceso todo los calificativos que se están oyendo: "Escritor" "Poeta" "Referente de la canción española de los últimos tiempos"...No es justo el ensalzamiento que se le está poniendo como también es injusto el ninguneo que sufrió en sus años más oscuros por parte de los que ahora le alaban.
En fín, por desgracia, en este páis se quiere más a los artistas muertos que a los vivos.

Un saludo

Salva

moledo dijo...

Hola:
Suerte la tuya de haber vivido los ochenta. Por lo que a mí respecta, en mi imaginario personal tengo mejor valorada aquella época que la mía y, sobre todo en lo que se refiere a música, me gustaría haber estado presenciando aquélla y no la de los noventa - 2000's.
Yo a Antonio Vega lo llevo escuchando desde hace mucho y, para mí, la "canción emblemática" de La chica de ayer es de las más flojitas o la que menos me dice.
Es lo de siempre, para gustos los colores.
Gracias por aparecer de nuevo.
Saludos.