martes, 3 de marzo de 2009

Desde Les Corts (2). Una manada de elefantes haciendo el paripé

Hoy estuve en la Comisión de Coordinación, Organización y Régimen de las Instituciones de la Generalitat Valenciana asistiendo a la primera de las comparecencias de los miembros del Consell (a petición propia), más concretamente, a la del Conseller de Presidencia y Vicepresidente del Govern Valencià, Vicente Rambla. Se supone que estas intervenciones iban a servir para limpiar la imagen del gobierno de Camps tras las filtraciones que le relacionan a él y a otro aforado más (por ahora llamémosle X) con la trama de corrupción de Correa y Álvarez, pero, evidentemente, no ha sido así. Del mismo modo, tampoco parece que vayan a aclarar mucho con respecto al presunto y reiterado nepotismo del conseller Castellano. Pero vayamos por puntos y demostremos que lo de esta semana es simplemente un fraude para dar trabajo a los medios y hacer que llegue el mensaje sí o sí.

1. Avalancha de consellers. Mónica Oltra, de Compromis, no podría haberlo definido mejor: "¿Dónde escondes a un elefante? Pues en una manada de elefantes". Se ha programado las comparecencias de todos los miembros del Consell en la misma semana, uno detrás del otro, en tropel... sin dar tiempo a digerir sus intervenciones, las cuales, ya puedo dar fe de ello, no son que digamos un derroche de oratoria y retórica (aunque tampoco se lo exigiría por obligación a un político, sí que ayuda bastante).

2. La documentación cautiva. Ya lo pidió el diputado socialista Ángel Luna el pasado viernes, pero no hay manera. ¿Cómo va la oposición a juzgar si los contratos de la Generalitat con empresas privadas cumplen con la ley sin poder valorarlos antes? Qué menos que entregar la documentación que se suponía se iban a explicar en las comisiones para que los grupos parlamentarios la digirieran y analizaran previamente.

3. Sin capacidad de comunicación. Si una consellería tiene que aclarar su gestión debería saber al menos en qué puntos no está clara para el resto. La oposición no tiene tiempo en las comisiones para formular más de dos o tres preguntas, lo cual dificulta mucho el pedir una relación de expedientes de contratación translúcidos u opacos, porque hay más de 1.600 millones de euros en el tan socorrido apartado de "Otros gastos". Los consellers que comparecen sí pueden extenderse todo el tiempo que gusten (90 mins. aprox.), la oposición no (10 mins. o menos). ¿Cómo se comunican entonces?

4. Paripé ante los medios. Hay que sumar a los tres puntos anteriores lo más importante, es decir, lo que han dicho los consellers. Yo hablaré de Rambla que ha sido a quien he visto en acción, en acción propagandística, pues ha dedicado todo su tiempo a realizar un listado (llamémosle batiburrillo) de todas las propuestas y medidas que han llevado a cabo, SIN nombrar NI UN SÓLO CONTRATO, NI UNA SOLA EMPRESA.
Le han preguntado por activa y por pasiva por Orange Market (obvio), pero Vicente Rambla sólo hablaba de la gestión que han llevado a cabo, de lo mal y lo preocupados que están los valencianos por la crisis que los socialistas negaban al principio y de que cuando gobernaba el PSPV-PSOE, allá en el año 1993, se concedían muchísimas más adjudicaciones a dedo que con el PP (esto último Rambla se lo ha dedicado expresamente a Camarasa, del PSPV). En definitiva, no ha contestado absolutamente a nada de lo que se le ha preguntado.

El mensaje:
Ante las malas noticias para el Consell sobre su presunta mala y en algunos casos ilegal gestión de los fondos públicos que les pagamos todos los valencianos, el Gobierno de Camps quiere demostrar que es el más transparente de toda la historia democrática de esta comunidad. Su modus operandi es el arriba explicado a grandes rasgos.

Lo triste es que todos los allí presentes sabíamos que aquello era un paripé que no iba a aportar nada nuevo que, sin embargo, todos debemos presenciar: medios, políticos de la oposición y sociedad. Como creo/espero que en el periodismo político se hable también de la política y no sólo de los políticos y sus estrategias mediáticas, he de decir que el Grupo Socialista ha presentado una Proposición de Ley que crearía un registro público para el estudio de informes, trabajos técnicos y estadísticos elaborados por el Consell o empresas dependientes, que se adjudicarían a terceras personas para comprobar que todo esté en orden en los contratos y no hayan trajes a medida pagados. Si llegan al poder en la próxima legislatura por el bien de todos, incluyendo el suyo propio, deberían aprobarla, porque no sé por qué me da que el Consell va a frenar esta iniciativa por la transparencia.
Como ha dicho Camarasa, siguen siendo un Consell-Murciélago, instalado en la oscuridad, a ver si los socialistas lo transforman algún día en luciérnaga.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Esto es una prueba. Ya iré escribiendo cosas si esto funciona

moledo dijo...

Pues sí funciona, así que vete pensando, seas quien seas, serás bienvenido.
Un saludo.