martes, 9 de diciembre de 2008

La Ley por la Autonomía Personal a gusto de la Generalitat Valenciana

Era algo que ya se veía de lejos, la Generalitat Valenciana hace con la Ley por la Autonomía Personal y Ayuda a las Personas en Situación de Dependencia lo que mejor se le da: mamar de los fondos del Estado, aplicarlos según sus criterios y a la vez criticar al gobierno central por su siempre parca financiación e inversión en la Comunitat (!).
No tiene nada que ver y está a milenios luz de ser tan importante como el tema que me ocupa, pero en la Copa del América pasó algo parecido. Rita y Camps se atribuyeron toda la remodelación del puerto y acusaron a Zapatero y demás socialistas de estar en contra de este Gran Evento (hasta corrió el típico rumor anticatalanista de que se la querían llevar a Barcelona). En este caso, el asunto de la vela se supone que "salió bien" a ojos de la opinión pública, por lo que los de aquí se llevaron la gloria y los de allá (cuya voz en Blanquerías estaba afónica o mal entonada como tantas otras veces de un tiempo a esta parte) no supo trasmitir el mensaje que debían: "el gobierno central sí invierte en Valencia y sí ha invertido en la Copa del América". [El nuevo líder de los socialistas valencianos tiene que arreglar por fin los líos internos y sumarse a la estrategia de mensaje directo y claro que está siguiendo el Delegado del Gobierno.]
Y si bien hemos dicho que la Generalitat se atribuye los "triunfos", evidentemente, se desentiende de las "deficiencias" del sistema y le echa las culpas al gobierno central. Este es el caso de la aplicación de la Ley por la Autonomía Personal. Incluso con una manifestación de 2.000 personas, muchas de ellas discapacitadas, para reclamar la justa aplicación de la ley siguen haciendo lo que les peta. Por cierto, no salimos en Canal 9 porque para que te saquen 35 segundos hay que llegar a 50.000 manifestantes (XorX hace una entrada analítica y genial sobre los distintos tratamientos televisivos de la manifestación por la enseñanza pública).
Su estrategia es utilizar los fondos que reciben del gobierno central para los centros que dependen de la Generalitat donde se atienden a las personas dependientes. Mejorar su situación está muy bien, pero ¿y las familias? Se supone que la única ley que aprobaron PP y PSOE juntos en la pasada legislatura tenía como punto importante hacer que las familias donde hubiera una persona dependiente se vieran más desahogadas. En la Comunidad Valenciana se reestructuran los presupuestos para que sea el Consell quien gestione principalmente la situación de estas personas, sin darles la oportunidad de elegir, ni a ellos, ni a sus seres queridos.

No hay comentarios: