jueves, 8 de mayo de 2008

Rajoy, el solitario pensador

En dos semanas se nos han ido los dos políticos que más han personificado la forma de hacer y proponer política del Partido Popular durante esta legislatura. Se fueron los tipos duros, los fieles y leales al partido y los que consagraban la etapa dorada de PP, de la que sólo queda Rajoy.
El primero, Eduardo Zaplana, casi sin avisar a su jefe, se marchó a Telefónica, una empresa que le pega mucho y en la que ganará un millón de euros al año. Y Acebes, más correcto en las formas, aunque igual de duro en el fondo, avisó de que “no contara” con él, total, Rajoy no iba a hacerlo. Se dice que ambos están molestos porque Rajoy no quiere asumir su parte de responsabilidad en la derrota electoral y la achaca a la “imagen” de este núcleo duro que ahora se va. Es normal que se enfaden, recordemos por ejemplo que Rajoy también estuvo en Navarra, en primera línea de manifestación, defendiéndola de la transacción que supuestamente pretendía llevar a cabo Zapatero con los terroristas. Tanto Acebes, como Zaplana (como Pizarro, como Juan Costa… en un futuro) han pensado que, en lugar de ser ninguneados, mejor irse por su propio pie y no por un congreso.
Y así está el patio; Rajoy en sus soledades pensando en su equipo, tan impertérrito como la escultura de Rodin. Cada día los ánimos están más cargados y los políticos populares presionan a su líder para conocer al menos quién será su mano derecha (la mano izquierda la lleva Sáenz de Santamaría). Astarloa o Arístegui ya han azuzado a su jefe en público a que se decida. Las quinielas apuntan a González Pons o Jorge Moragas, quizá al primero más que al segundo. Con González Pons serviría de reconocimiento a los que, en opinión de Rajoy, “han trabajado más”, como el tantas veces bautizado feudo valenciano. Además, González Pons es un político que se las sabe y por eso procura figurar lo más posible y que caracteriza el PP que quizá puede estar buscando Rajoy, a caballo entre los gallardones y los aznaristas. ¿Qué pasaría si optara por algo tan sorprendente como el alcalde de Madrid para Secretario General? Esa es una pregunta muy divertida de divagar, pero que merece un post para ella sola.
Es bueno y saludable para la política de cualquier país que uno de los principales partidos se renueve, más teniendo en cuenta lo indecoroso de sus actuaciones de los últimos cuatro años. A los que tanta crispación sembraron y que ahora se van les deseamos que ganen mucho dinero (uno de ellos sabemos seguro que lo hará) y QUE LO DONEN a quien lo necesita más que ellos. Puestos a desear, deseamos algo bueno.

3 comentarios:

EL QUEJICA dijo...

Cuando un partido está en la oposición y saca a su gente a la calle con múltiples manisfestaciones, hace declaraciones en contra gobierno, no apoya su linea de política interior y exterior, ocurren dos cosas:
Si el que gobierna es el PSOE, el PP está crispando a la nación.
Si el que gobierna es el PP, el PSOE está actuando en un sano ejercicio de libertad y democracia, además de que estas acciones son porque "el gobierno se equivoca y/o actua de mala fe".
¿Es esto manipulación?


¡Ah! ¡Por cierto! Por qué no coges parte del dinero que recibes al mes y lo mandas a paises donde lo necesiten. Una salida de fiesta tuya... ¿Pueden ser 20 Euros?. Con ese dinero una familia entera come en Cuba un mes.
NO CAIGAS EN LA DEMAGOGIA.
Si los políticos (de cualquier signo) ganan dinero, ¡Mejor para ellos!. Si no reparten ¡Allá ellos con sus conciencias!

Saludos

Salva

moledo dijo...

Cualquier manifestación es un sano ejercicio de democracia, pero queda deslegitimada cuando los motivos o razones que se esgrimen son pura invención, véase el "Zapatero va a vender Navarra a los terroristas". De la misma manera que las formas también influyen en el crédito que se les puede dar a las manifestaciones. Igual de crispador es utilizar los sentimientos patrióticos de la gente que llamar "asesino" al que fuera presidente del gobierno. La radical diferencia estriba en que lo último salió de la boca de algunos ciudadanos anónimos cabreados y lo primero lo llevaron a cabo dirigentes de un partido nacional con posibilidades de crear gobierno.
En lo que te doy la razón y admito mi imprudencia es en lo del dinero. Me salió la vena de ciudadano medio que no concibe como lógico que alguien pueda ganar más de 166 millones de las antiguas pesetas al año. Para remediarlo mejor lo matizo y digo que más valdría que donaran algo, que proporcionalmente con sus cuentas bancarias, será mucho.

EL QUEJICA dijo...

No quiero entrar en polémicas, así que no haré ningún comentario más sobre esta noticia, a pesar que me respondas a esta última:
En cuanto a lo del dinero, sigo opinando lo mismo: Dejales hacer, allá cada uno con sus conciencias. Y puestos a pedir, pidamos a los gobiernos el 0,7 % para los paises subdesarrollados.
Al segundo punto, que es el primero: No deja de ser un arma política el arrojar miedos y "medio noticias" sobre el oponente, forma parte de los recursos democráticos (mal entendidos).
No obstante, dos puntualizaciones:
Zapatero "nunca habló con los terroristas".
Y... ¿Seguro que fueron acciones por parte de ciudadanos anonimos cabreados? La saga Bardem y su NO A LA GUERRA (Por cierto, mira la foto de Javier Bardem en la gala de premios Goya del año de la guerra y mira la de recogida del Oscar ¿Ves alguna diferencia?), el Nunca Mais, etc, etc ¿No fue orquestado? Si estás seguro ponlo en un SMS y..."PASALO!"

Saludos

Salva