martes, 6 de mayo de 2008

¿Por qué un blog?

Éstas son las primeras palabras de mi bitácora y quiero que sean también una declaración de (buenas) intenciones.
Al buscar un nombre para este rincón de la web me encontré con la abrumadora presencia de otras personas que habían pensado el mismo título que yo. Probé con varios nombres y encontré algunos bitácoras de gente que había escrito un único mensaje en su página hacía más de dos o tres años... y ahí seguía su espacio, criando polvo, si es que esta expresión se puede utilizar en Internet, y haciéndome sentir insignificante. ¡La cantidad de basura digital que habrá ahora mismo y en el futuro! Por lo que a mí respecta, me comprometo en firme a que si no alimento y cuido este espacio para ofrecer algo más o menos interesante lo borraré y dejaré que quien quiera utilizar el espacio del servidor y el título de Ojo Avizor pueda hacerlo.
El haber coincidido en mis fallidos títulos con otras personas también me ha hecho pensar en lo que puedo ofrecer. Miles y miles de personas publican su vida y opiniones por la red, no ya pensando en la calidad o el interés que suscita lo que escriben (que también), sino en la propia realización consigo mismos. Las personas que dejan su huella personal en la red lo hacen por un comportamiento muy humano que es el de exhibición y la perpetuación de su vida y/o de sus opiniones, lo cual no es para nada negativo. Una parte de nosotros mismos se queda plasmada ahí, al alcance de todos, de quien quiera, de quien nos encuentre, con el triste privlegio de poder hablar desde el anonimato o, peor aún, desde una identidad falsa. ¿Qué publicaré yo que no haya publicado alguien? Probablemente nada, pero creo en la unicidad de las personas y, por tanto, en la de los blogs. Si ofrezco mi visión del mundo en esta bitácora, amén de la razón exhibicionista, es porque me gustaría intervenir, aunque sea un poco, en la vida de las personas que me lean por casualidad o premeditación, ya sea por rechazo o por coincidencia, ya que cuanto más nos relacionemos, más creceremos como personas libres y tolerantes.

7 comentarios:

Momo dijo...

estoy solemnemente interesada en conocer tu visión del mundo, así que ya puedes esmerarte... ;)
y si me seduce me comprometo incluso a convertirme en asídua comentadora...así que adelante con la cosa, que se empieza así y no se sabe cómo se puede acabar (en el peor de los casos, aprendiendo cómo no hacer las cosas en un futuro)
Un besete para uno que narra la realidad...desde alguien que se pregunta sobre algo tan absurdo cómo su "naturaleza"!

moledo dijo...

Gracias por tu solemne interés. Te prometo que intentaré esmerarme... otra cosa es que consiga seducirte.

c1elqv dijo...

Hola,

Moledo: ¿Qué es lo que quieres (con este blog, en tu vida, con tu trabajo, etc): 'contar el mundo' o 'cambiar el mundo'?

Un abrazo,
Buena suerte,

moledo dijo...

Hola. Gracias por tu comentario. Mi respuesta a tu pregunta es sencilla pero sólida para mí y la profesión en la que me gustaría trabajar. Creo sinceramente que para cambiar el mundo hay que contar cómo es, la gente debe conocer cuanto más mejor. El contar el mundo es una de las fases que pueden cambiarlo para bien o para peor. Personalmente haré lo que esté en mi mano e intentaré contarlo para cambiarlo a lo que yo creo que es mejor. Pero no hay que ser tan pretenciosos, este blog no llega ni a un átomo de un granito del desierto. Algo es algo.

Anónimo dijo...

Aprendi mucho

moledo dijo...

No sé qué aprendiste, pero me hiciste leer mi primera entrada, la cual se me antoja muy lejana.
El blog lo alimento poco y me pesa no hacerlo. Mis objetivos siguen siendo los mismos, aunque es muy humano matizar, ya que siempre estamos evolucionando -aunque no siempre para bien-. Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

www.moledo.es es uno de los blogs más impresionante que he visto. Muchas gracias por mantener el internet con clase para un cambio. Youve consiguió estilo, clase, bravura. Lo digo en serio. Por favor, sigan así, porque sin el Internet es definitivamente carente de inteligencia.