domingo, 11 de mayo de 2008

Granada, miscelánea y herencia

El año pasado fuimos testigos de una campaña mediática para fomentar el turismo a los lugares que precisamente reciben más visitantes. Las siete nuevas maravillas del mundo, la llamaron. Yo no sé por qué se les ocurrió calificar de maravilla a la torre Eiffel o a la Estatua de la Libertad (más que maravillas son iconos de sus ciudades) y las compararon con verdaderas preocisades como es la Alhambra, en la que tuve el placer de estar hace unos días.
Cuando visito algo que verdaderamente emociona me siento a la vez aturdido por la barahúnda de turistas que quiebran la paz del lugar, los palacios Nazaríes por poner el ejemplo concreto. Me siento mal porque yo también soy uno más del rebaño que sigue el caminito establecido por los organizadores, también contribuyo a romper la magia del lugar, también voy con mi cámara y mi botella de agua. Mientras paseaba por el Patio de los Leones, sin leones (estaban restaurándose) deseé con todas mi fuerzas poder pasear, algún día de mi vida, por la Alhambra sin restricciones, sin nadie más, sin guardias de seguridad, sin otros turistas, sin teléfono móvil con cobertura... Sería una verdadera gozada para el alma. Ojalá algún día.
Ponerme a describir la belleza de la Alhambra (la roja) sería un trabajo demasiado arduo y seguro insuficiente. Es una maravilla, digan lo que digan las votaciones vía internet, que merece ser visitada por todos los ciudadanos a quienes les guste viajar. Los jardines, el agua, las vistas a la ciudad, la arquitectura andalusí, los grabados, los poemas por las paredes, la cerámica, los patios, las torres, las flores, los olores... todo.

FOTOS: Palacio del Generalife (arriba). Panorámica de Granada desde la Alhambra (abajo).


Granada no es menos que la Alhambra que la guarda. Es una ciudad con la miscelánea como herencia: desde el periodo árabe hasta el movimiento hippie, en la que se han criado grandes genios como Manuel de Falla o Federico García Lorca. Y no pensemos que la cultura de esta ciudad se reduce a los ámbitos literarios, artísticos, musicales y arquitectónicos, también tenemos la interesantísima cultura del tapeo o la del arte urbano que se respira por doquier en barrios como el Albaicín, puede que uno de los más pintorescos y bellos por los que he paseado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

QUIZAS OS INTERESE SABER LO QUE DICEN LOS GRABADOS DE LA ALHAMBRA.
ESTA Y OTRA INFORMACION SOBRE LA ALHAMBRA LOS TENEIS EN ESTA DIRECCION:

http://www.alhambradegranada.org/historia/alhambraPoemas.asp

SALUDOS