viernes, 30 de mayo de 2008

Faltan los de siempre

El pasado miércoles más de cien países firmaron un acuerdo en Dublín para frenar el uso, la producción y el almacenamiento de las bombas de racimo. Como siempre, los grandes productores de armamento, es decir, Estados Unidos, Rusia, Israel, China e India, faltaron a la cita. Es lamentable que el negocio que más dinero mueva en el mundo sea el armamentístico, seguido muy de cerca por el farmacéutico; matamos y curamos por dinero.
España, que también participó en las negociaciones y firmó el acuerdo, posee dos empresas, Instalaza y Expal, que fabrican este tipo de bombas tan devastadoras por el hecho de seguir activas algunas de las "bombetas" que se desprenden de la bomba madre. Aunque aseguren que las nuevas bombas-racimo incluyen dispositivos de neutralización lo cierto es que esto no se cumple en muchos casos. El Gobierno español no ofrece la cantidad exacta de este tipo de armamento que tiene almacenado, lo que sí sabemos es que el Ejército compra un tipo de bomba-racimo a EE.UU. y los otros dos a nuestras empresas españolas. La semana pasada ecologistas de Greenpeace actuaron y protestaron en una de nuestras empresas de armamento para acabar con la producción de estas bombas que mutilan civiles. La empresa se limitó a asegurar que cumple lo que Defensa le manda. España intentó que el acuerdo firmado en Dublín excluyera las bombas-racimo que se desactivan automáticamente. Mejor que no nos hicieran caso. Nuestro gobierno, supuestamente de izquierdas, debería acabar con la producción de las bombas de racimo y eliminarlas de su armamento para siempre.
La ONU se puede llegar a gastar 35.000 euros por semana en empresas norteamericanas (paradojas de la economía global) que se encargan de desmantelar este tipo de bombas. En Sudán, por ejemplo, no terminarán de quitarlas hasta 2012. Sin embargo, más de 30 países siguen produciendo este tipo de arma y más de 70 lo incluyen en su armamento. Los últimos lugares donde se utilizaron estas bombas de racimo fueron, como no, Líbano, Afganistán e Irak. ¿Quién las emplearía? Los de siempre.
Si os interesa el tema leed la columna de opinión de Soledad Gallego-Díaz.

5 comentarios:

EL QUEJICA dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
EL QUEJICA dijo...

¡Que vergonzosa es la manipulación!
¿No te has dado cuenta que esto va como la moda, por etapas? ¡NOS MANIPULAN!
Ahora es el momento de dar la "matraka" con las bombas racimo porque lo dice el Santo Santorum de la protesta que es Greenpeace. Pero... ¿Qué pasa con las minas antipersona? ¿Ya no son un problema? ¿Se acabo con ellas? ¿O ahora lo que deja "pasta" es las racimo? ¿Se están acabando las donaciones, y hay que refrescar las campañas?.
Ya me dirás cuando toca la de la ballena, la de las redes de arrastre, las de las papeleras, las del petroleo. Todo cíclico, todo cíclico para seguir teniendo una CCC bien gordita y no famélica.
Terminaré montando una ONG. ¡No me imagino la de pasta que tiene que dejar!

Saludos

Salva

P.D. Si no crees que aqui lo que mueve es la pasta clicka la página de greenpeace en España y verás que "lo primero de lo primero" es ¡Hazte $$$$ocio!
www.greenpeace.es

moledo dijo...

Es cierto que los temas funcionan por Agenda, pero en este caso me alegra que sea la de Greenpeace y no la de la OMC, el FMI o el Banco Mundial. Con total seguridad los temas que ellos tratan consiguen más beneficios que los que crees que se embolsa Greenpeace.
Las protestas que hubieron en una de nuestras empresas de armamento -Expal- se produjo en esas fechas porque una semana después venían las negociaciones de Dublín, que son fruto de la presión que año tras año las ONG's y los agentes sociales hacen al poder. Y repito, me alegro que Greenpeace consiga que se le haga caso y que la prensa se vuelque con el tema para concienciar a la gente. Lamentablemente esto funciona así, pero por lo menos se mejora paso a paso. Ojalá pudiéramos arreglarlo todo de una vez y para siempre...
Respecto a lo de las minas antipersona, también por la presión ejercida por ONG's y demás agentes sociales, se celebró una cumbre en Ottawa en 1997 donde se prohibió el uso de este tipo de arma.
Gracias por tus comentarios.
Un saludo.

PD. Adelante con lo de la ONG... sólo una minoría criminal tiene sus cuentas corrientes a rebosar, las demás ayudan.

Mairena Ruiz dijo...

Me da asco el tema de la industria armamentística. ¿Has visto Ironman? Pues eso, todo es realidad, menos toda esa basura que nos hacen creer que encima los afganos se matan entre ellos. Serán hijos de puta...

Te lo juro, es que me muero de rabia con los putos EEUU, que encima luego ¡¡son sus empresas las que se encargan de paliar los daños, previo pago, por supuesto!!

moledo dijo...

Hola, Mairena:
Es cierto que AHORA los EE.UU. son los malos malísimos a ojos de la opinión pública internacional, pero porque son los amos. No sé si una cosa lleva a la otra o viceversa. Da igual en realidad, lo que está claro es que lamentablemente está relacionado lo uno con lo otro, es decir, el ser malo con ser el amo, y eso es lo que hay que cambiar. (Los españolitos hicimos verdaderos genocidios en América y les seguimos dedicando calles y plazas a Pizarro o Cortés como si fueran héroes). Mucha era de la modernidad pero a nivel global el mundo no ha mejorado tanto.
Gracias por tu comentario.