jueves, 22 de mayo de 2008

El coronel no tiene quien le escriba

El coronel no tiene quien le escriba, una joya de la literatura de Gabriel García Márquez que, como la esencia más pura, va en recipiente pequeño. Una nouvelle que apenas con empezar ya has acabado. En menos de tres horas de lectura, Gabo transmite la emotividad más profunda, los sentimientos más puros, la angustia del final de la vida encarada a la espera, la espera de la pensión que no llega, la espera de una pelea de gallos que quizá, y sólo quizá, dará para continuar esperando.
La escribió en 1961 en París y dice de ella que es su novela más simple, lo cual no significa que pierda esa calidad en la redacción literaria tan propia de García Márquez, al contrario: la acentúa. Uno se puede recrear más en las palabras, en las conversaciones, en las descripciones de los escenarios y los pensamientos sin los saltos temporales o argumentales también tan propios del autor.


En esta novela, García Márquez introduce múltiples referencias a Cien años de soledad y nos acerca sin explicitarlo la realidad de muchos combatientes que sobrevivieron a la Guerra de los Mil Días (1899-1902), que al terminar de luchar esperaron la pensión prometida.




PD. Por si alguien no lo leyó/escuchó, Gabriel García Márquez ultima una nueva novela que verá la luz el próximo agosto. Lee la noticia.

No hay comentarios: