sábado, 31 de mayo de 2008

El Cabanyal/2. Un sinsentido

Pensemos qué pasaría si les dijeran a los parisinos que van a dividir el barrio Latino en dos. O qué ocurriría si el ayuntamiento de Granada quisiera construir una avenida en medio del Albaicín. ¿Cuál sería la reacción popular ante la expropiación y destrucción de las fincas antiguas de Malasaña en Madrid? Todo esto no tiene ningún sentido, como tampoco lo tiene destruir 1651 viviendas del Cabanyal, el barrio marinero de Valencia, para alargar una avenida que tenga el mar como fin (o no, porque con este ayuntamiento se piensa hasta en añadirle nuevas islas al Mediterráneo).
Una de las principales características del Cabanyal es su entramado rectangular, con calles no muy anchas y tan largas como el propio barrio. Con una gran avenida que divida el Canbanyal en dos esta característica se pierde, lo cual no es lo peor de este plan urbanístico. Amén de esta pérdida de patrimonio, miles de personas se verán obligadas a abandonar sus hogares, algunos de ellos de gran valor arquitectónico (un 53% de las fincas del Cabanyal son herencia de la etapa modernista de principios de siglo XX) para que constructoras e inmobiliarias se embolsen pingües beneficios. ¿Qué será de esas personas, muchas de ellas ya mayores? ¿Adónde irán?
En 1993 el barrio fue declarado Bien de Interés Cultural por lo que se le debe un Plan Especial de Protección del Bien. ¿Qué ha ocurrido? Todo lo contrario. El ayuntamiento de Valencia ha permitido que la delincuencia y el tráfico de droga “convenzan” a los vecinos de que la Avenida es la solución. El recurso que presentó la plataforma vecinal Salvem el Cabanyal ante el Tribunal Supremo no ha servido de nada. El excelentísimo ayuntamiento de Valencia ya tiene vía libre a la expropiación.
Quienes me conocéis sabéis que éste es un tema que me indigna sobremanera. No vivo en el Cabanyal, pero muy cerca. Cuando pienso en este barrio marinero me vienen a la cabeza imágenes de vecinos que salen con sus sillas a charrar y paseos con mi familia que concluían siempre con una horchata. Me había propuesto no escribir mucho y no lo estoy consiguiendo. El motivo de esta entrada, además de denunciar y lamentar este plan destructor, era mostraros el excelente y emocionante reportaje-documental que ofreció La 2 sobre el Cabanyal. Su historia, sus gentes, su cultura y su patrimonio están acompañados de un compendio de diferentes puntos de vista sobre la polémica. El reportaje no peca, como fue el caso de Callejeros, de centrarse en las miserias del barrio; en este trabajo, de una altísima calidad audiovisual, se consigue emocionar e informar sin caer en el amarillismo facilón.
Tengo que agradecer a Juan Enrique Tur que haya recuperado este reportaje-documental en su blog Testigo Accidental (que os recomiendo encarecidamente), y que nos ofrezca hasta un enlace para bajárnoslo. Leed su entrada “Cabanyal. Herida abierta”.
Un Cabanyal partido por la mitad es un lamentable sinsentido que no debemos permitir.


viernes, 30 de mayo de 2008

Faltan los de siempre

El pasado miércoles más de cien países firmaron un acuerdo en Dublín para frenar el uso, la producción y el almacenamiento de las bombas de racimo. Como siempre, los grandes productores de armamento, es decir, Estados Unidos, Rusia, Israel, China e India, faltaron a la cita. Es lamentable que el negocio que más dinero mueva en el mundo sea el armamentístico, seguido muy de cerca por el farmacéutico; matamos y curamos por dinero.
España, que también participó en las negociaciones y firmó el acuerdo, posee dos empresas, Instalaza y Expal, que fabrican este tipo de bombas tan devastadoras por el hecho de seguir activas algunas de las "bombetas" que se desprenden de la bomba madre. Aunque aseguren que las nuevas bombas-racimo incluyen dispositivos de neutralización lo cierto es que esto no se cumple en muchos casos. El Gobierno español no ofrece la cantidad exacta de este tipo de armamento que tiene almacenado, lo que sí sabemos es que el Ejército compra un tipo de bomba-racimo a EE.UU. y los otros dos a nuestras empresas españolas. La semana pasada ecologistas de Greenpeace actuaron y protestaron en una de nuestras empresas de armamento para acabar con la producción de estas bombas que mutilan civiles. La empresa se limitó a asegurar que cumple lo que Defensa le manda. España intentó que el acuerdo firmado en Dublín excluyera las bombas-racimo que se desactivan automáticamente. Mejor que no nos hicieran caso. Nuestro gobierno, supuestamente de izquierdas, debería acabar con la producción de las bombas de racimo y eliminarlas de su armamento para siempre.
La ONU se puede llegar a gastar 35.000 euros por semana en empresas norteamericanas (paradojas de la economía global) que se encargan de desmantelar este tipo de bombas. En Sudán, por ejemplo, no terminarán de quitarlas hasta 2012. Sin embargo, más de 30 países siguen produciendo este tipo de arma y más de 70 lo incluyen en su armamento. Los últimos lugares donde se utilizaron estas bombas de racimo fueron, como no, Líbano, Afganistán e Irak. ¿Quién las emplearía? Los de siempre.
Si os interesa el tema leed la columna de opinión de Soledad Gallego-Díaz.

lunes, 26 de mayo de 2008

Educación para la ciudadanía valenciana con menos filosofía que nunca

Hace unos días el conseller de Educación del gobierno valenciano (PP), Alejandro Font de Mora, presentó los planes del Consell para la polémica asignatura de Educación para la Ciudadanía (EpC) -si quieres leer dichos planes pulsa aquí-. Sus intenciones se pueden resumir en tres puntos:
  1. El Consell no ampara la objeción de conciencia que sí persigue y fomenta el PP nacional. No obstante, si existiera alguien que quisiera objetar se le añadiría al expediente académico un "no evaluado" que deja la decisión de otorgar o no el título al Ministerio de Educación, que ya ha afirmado que sin EpC será imposible lograrlo. De todas formas, tal y como apuntó el conseller, se espera que sea sólo "una minoría" la que objete. Font de Mora pronunció estas palabras ya que las otras dos opciones previstas son bastante cómocas y beneficiosas para todos, menos para la educación de los futuros ciudadanos y las arcas públicas.
  2. Una opción es (increíblemente) asistir a clase con un profesor que enseñe y evalúe pero... en inglés. Así dicen que fomentan el multilingüismo de nuestros futuros ciudadanos. ¿Por qué no se dan las clases de Religión en latín o arameo?
  3. La otra opción, also in English, es que los papás o tutores preocupados por la pureza ideológica de sus niños les planteen trabajos trimestrales con los temas que ellos elijan.

Lo de EpC no tiene ni pies ni cabeza se mire por donde se mire. Personalmente me parece interesante que se fomente las lenguas extranjeras, pero creo que para eso sería mejor que el PP y el PSOE pactaran -por fin- un plan educativo racional y completamente laico que subiera nuestro paupérrimo nivel de inglés. La necesidad de que haya una asignatura que, pese a ser la maría, inculque valores democráticos y tolerantes a los niños es una realidad de la que ya se han percatado la mayoría de países europeos. Lo que no podemos permitir son planes educativos que cambian con el gobierno de turno.

Con respecto a los trabajos trimestrales, a saber qué temas proponen los padres a su hijos. "Como te portes mal te ponemos a resumir los valores de la transición", y el niño se calma. Ahora ironizo, pero no tiene ninguna gracia pensar que el Consell necesita 124 profesores angloparlantes, lo cual supondrá un gasto de las arcas públicas de 3 millones de euros que todos veríamos bien (porque la Eduación lo merece), si esos nuevos profesores fueran a trabajar en una asignatura real y no en un esperpento educativo, porque ¿quién se puede creer que los niños 13 y 14 años pueden aprender algún valor cívico en una lengua que no dominan en absoluto?



La "filosofía" del Consell

Por otro lado, la Consellería de Educación también pretende dejar en dos horas semanales la asignatura de Filosofía en primero de Bachillerato a la vez que aumentan su temario y la adaptan a cuestiones relacionadas con la ciudadanía. Por esta reducción del 33% de su horario lectivo en primero y por el desprecio y el acoso a la EpC, los estudiantes de Filosofía acamparon la semana pasada en la mediana de la Avenida Blasco Ibáñez (zona universitaria) y permanecieron allí hasta que la Policía Local los desalojó y se tuvieron que refugiar y continuar con su protesta pacífica desde los jardines de su facultad.

El Campamento Diógenes, que así se llamó el asentamiento de los estudiantes de Filosofía, no sólo protestaba y pedía firmas para presentarlas ante el Consell, también realizaron lecturas filosóficas, asambleas de estudiantes e incluso algunos profesores impartieron sus clases entre el humo y el ruido de los coches, entre otras muchas actividades que podréis ver en su blog, al que podéis sumar vuestro apoyo firmando.

El miércoles pasado, día en el que el conseller presentó sus planes, una multitud de sindicatos, profesores y estudiantes de Filosofía protestaron ante el Palau de la Generalitat, cada cual con sus razones, casi todas ellas ninguneadas en la edición impresa de El Mundo - Comunidad Valenciana. En la digital se limitaron a incluir una nota de agencia con los errores que ella incluía, prueba de la importancia que concede este periódico a todo aquel que protesta contra el Consell. De Canal 9 ni hablemos.

Los estudiantes de Filosofía demostraron ese espíritu librepensador y reivindicativo que se nos supone a los jóvenes. ¿En la carrera de Periodismo seríamos capaces de plantar una protesta tan bien orquestada como la que llevaron a cabo nuestros compañeros de Filosofía? Razones tenemos, la camaradería es otro cantar.

domingo, 25 de mayo de 2008

Andrés Calamaro, nos volveremos a ver

El sábado 17 de este mes teníamos una gran cita en Burjassot y la lluvia nos la pospuso hasta el viernes siguiente. Llegado ese día, la lluvía nos volvió a privar de la cita, pero esta vez sin tercera oportunidad. Ir a un concierto de Andrés Calamaro es más que disfrutar de la buena música del argentino más excéntrico y genial, es encontrarse con un enorme grupo de seguidores que conforman (casi) una religión. De hecho, hay gente con la que sólo se coincide o se queda para ver a Andrelo.
El primer intento de concierto se canceló porque la lluvia de aquel día pilló a la organización sin paraguas para los instrumentos, ya que se realizaba en un polideportivo al aire libre. La segunda noche, el viernes pasado, cayó la típica lluvia valenciana: en cinco minutos el diluvio universal, luego la calma, vuelven las ilusiones de concierto y de nuevo el diluvio. Lo cierto es que el viernes pasado era muy difícil disfrutar de un concierto con tales chaparrones, por muy tapado que estuviera el escenario. Nos dijeron que lo intentarian de nuevo en agosto, ya veremos.
La tan demandada agua para la Comunitat no hizo sino cabrear a los miles de calamaristas que vieron como ls opciones se reducían a esperar (como agua de Mayo) o hacerse más kilómetros para verlo en otra ciudad. ¿Por qué tanta expectación? Muchos contestarían o bien simplemente porque es Él y otros muchos añadirían que con La lengua popular Andrés Calamaro se ha reencontrado con el rock y eso a muchos nos gusta especialmente.
No tiene desperdicio la entrevista que le hicieron a Calamaro en la 2 Noticias, especialmente el final. ¿Quién controla la entrevista?

viernes, 23 de mayo de 2008

Ensayo sobre la ceguera: duro, pero fundamental

Al terminar la película el director miró con preocupación al escritor. Estaba más preocupado por su opinión que por lo que pensara la alta alcurnia cineasta a la que unos días antes había mostrado su cinta, la que inauguró la 61ª edición de uno de los festivales de cine más importantes. Después de unos segundos el escritor se giró hacia el director sentado a su lado y le dijo, Me siento tan feliz ahora como cuando acabé de escribir Ensayo sobre la ceguera. El director Fernando Meirelles, quien lo contó a la prensa, se quitó “todo el peso del mundo” de sus hombros y no pudo reprimir las ganas de besar en la cabeza al Nobel de Literatura (1998) José Saramago (foto), tal fue su alivio. Y no era para menos, pues una novela que tan profundo toca la conciencia de quien la lee tiene difícil su adaptación al cine.
Ensayo sobre la ceguera es con total seguridad una de las novelas mejores y más duras del escritor portugués. El argumento narra las consecuencias de una epidemia de ceguera blanca que acaba por transformar a todos los hombres en invidentes. ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Por qué? Estas preguntas no interesan al autor. De hecho, lo que hace que esta novela se desvincule de la literatura de ciencia ficción es precisamente su carencia de explicaciones y concreciones, superficiales para el propósito de la historia. Saramago no se preocupa en legitimar la aparición de la ceguera blanca a causa de algún virus o cualquier otra razón. La introducción y el desenlace son insustanciales en esta novela, lo relevante es el nudo, el fondo, los personajes, la reflexión.
El relato posee una angustiosa crudeza emanada de lo más hondo de la naturaleza del ser humano: su egoísmo, su vileza y su instinto de supervivencia animal, los ciegos más fuertes, más hábiles o con más suerte son los que sobreviven. Sin embargo, la historia también ofrece pequeñas dosis de bondad, de amor y de valentía para preservar algo de humanidad en medio del caos destructor de un mundo de ciegos. Lo más bajo y lo más alto de los hombres al borde del abismo.
A simple vista y pese al estilo ágil de la redacción, el texto de Saramago se caracteriza por su densidad. Párrafos que ocupan páginas enteras por los que, además, aparecen diálogos indirectos precedidos por una coma (seguida de mayúscula) pueden hacer que el lector se eche atrás. No obstante, si comienza su lectura se verá inmerso en el relato fácilmente, pues el autor, pródigo en la acción continua, hará que la imaginación vuele libre hasta sus últimas consecuencias. Para ello no precisa de nombres ni lugares concretos, al igual que la razón que dejó a todos ciegos, ¿de qué serviría saberlos? Lo más lúcido de este Ensayo sobre la ceguera son sus reflexiones, sus metáforas –algunas análogas a otras obras del autor–, sus símbolos y, sobre todo, sus incisos, cortos y muy a menudo irónicos, en los que analiza costumbres, expresiones y pensamientos de la sociedad moderna.Una obra apasionante, dura, pero fundamental, de las que no dejan indiferente a nadie, ya que, en Ensayo sobre la ceguera, José Saramago les cierra los ojos a los hombres para abrírnoslos a nosotros y poder ver cómo somos. A partir de ahí que cada cual decida si existe esperanza para la humanidad o no.

jueves, 22 de mayo de 2008

¿Quién será el siguiente?


Al final lo ha dicho. Mariano Rajoy afirmó que contaría con Gallardón para la nueva dirección del partido, lo que no se sabe es si será secretario general o vicesecretario. Mientras tanto, María San Gil perdía por momentos la confianza en su líder, poniendo en un serio apuro a los miembros del PP vasco que se veían en la disyuntiva de seguir a su lideresa autonómica o a su líder nacional. Al final San Gil ha dicho que no se presentará y El Mundo destaca que, mientras que Rajoy empleó toda una tarde para convencer a Piqué de que no se fuera, con María San Gil sólo utilizó 45 minutos. (Foto: Rajoy y San Gil. Nota: foto invertida para ganar carácter simbólico)
¿Por qué se va María San Gil si es de las personas más admiradas del Partido Popular (incluyendo a Rajoy)? ¿Será porque le sentó mal que a Rajoy le sentaran mal los pésimos resultados del PP en el País Vasco y en Cataluña? ¿Significa esto que el siguiente será Cirera (muy poco marianista)? Parece que en el embrollo popular no sólo se debaten ideas ora de centro ora liberales, sino que también hay una variante psicológica muy fuerte, unos rencores que además se entremezclan con las legítimas ambiciones políticas. Tal y como dijo Fraga, que parece el más lúcido de todos, a María San Gil se le permitieron todas las críticas a la ponencia, se corrigió lo que ella quiso y aún con todo, quiso montar el quilombo porque, según ella, ya no confiaba en Rajoy, a lo que Fraga contesta "que lo hubiera dicho antes".
Amén del resentimiento que le pueda tener María San Gil a Rajoy por sus valoraciones de resultados en el País Vasco y su "giro al centro", puede que su órdago ("pues me voy") sea una de las más fuertes presiones para que el PP no se deje llevar al centro de Gallardón, lo cual nos lleva al principio de estas líneas: el alcalde de Madrid en la dirección del partido. La dirigente vasca sabe lo que simboliza en el partido: la valentía y el coraje de representar unas ideas muy poco queridas en Euskadi y con su mutis por la derecha evidencia que no quiere un PP centrista, lo cual podría legitimar aún más una candidatura alternativa a Mariano Rajoy. Se habla de Juan Costa, a quien por lo visto ya se lo han propuesto y está pensándolo. Costa, pese a haber sido de confianza de Rajoy y se dice que de centro, cuenta con la amistad de Rodrigo Rato, el más liberal de los liberales, quien también podría vencer a Rajoy como "la solución económica que necesita el país".
Aguirre, Arístegui, Rato, Costa... ¿quién será el siguiente potencial líder del PP?
Ah, se me olvidaba, sigue gobernando el PSOE.

El coronel no tiene quien le escriba

El coronel no tiene quien le escriba, una joya de la literatura de Gabriel García Márquez que, como la esencia más pura, va en recipiente pequeño. Una nouvelle que apenas con empezar ya has acabado. En menos de tres horas de lectura, Gabo transmite la emotividad más profunda, los sentimientos más puros, la angustia del final de la vida encarada a la espera, la espera de la pensión que no llega, la espera de una pelea de gallos que quizá, y sólo quizá, dará para continuar esperando.
La escribió en 1961 en París y dice de ella que es su novela más simple, lo cual no significa que pierda esa calidad en la redacción literaria tan propia de García Márquez, al contrario: la acentúa. Uno se puede recrear más en las palabras, en las conversaciones, en las descripciones de los escenarios y los pensamientos sin los saltos temporales o argumentales también tan propios del autor.


En esta novela, García Márquez introduce múltiples referencias a Cien años de soledad y nos acerca sin explicitarlo la realidad de muchos combatientes que sobrevivieron a la Guerra de los Mil Días (1899-1902), que al terminar de luchar esperaron la pensión prometida.




PD. Por si alguien no lo leyó/escuchó, Gabriel García Márquez ultima una nueva novela que verá la luz el próximo agosto. Lee la noticia.

domingo, 18 de mayo de 2008

Otra manera de cambiar el mundo

Ayer El País publicó un reportaje muy recomendable titulado Activismo en los púlpitos del poder económico.
La mayoría de la opinión pública cuando habla de ONG piensa en un grupo de personas muy comprometidas que se dejan la piel por enviar comida, dinero y ayuda de cualquier tipo para crear escuelas, comedores, granjas y talleres en los países del Tercer Mundo. Lo que a pocos se les ocurriría es pensar que las ONG pudieran luchar y ayudar desde las juntas de accionistas de las grandes empresas como Repsol YPF, BBVA, Inditex y otras. (En la foto: Dolores López de Intermon Oxfam ante la junta de accionistas de Repsol YPF)

El libre mercado ha creado un sistema abierto a todo aquel que tenga dinero, pero al mismo tiempo se ha procurado un búnker que le protege de las piedras físicas y éticas que le lanzan los desposeídos con toda la verdad sobre sus hombros. Al no existir una regulación internacional, las grandes corporaciones se preocupan de ser competitivas aprovechando su posición dominante. Los países pobres, mientras tanto, ven cómo sus recursos naturales son miles de veces más baratos que los mismos en países del Norte y cómo la vida de sus gentes tiene menos derechos que la de un occidental. Todo esto, pese a que suene a discurso ya muy manido, es cierto y conviene no olvidarlo.
Algunas ONG han visto que su acción de tirar piedras o principios contra las grandes empresas no sirve de nada y han optado por comprar acciones y arrojarlas en las juntas de accionistas. En el reportaje queda patente que hay gente que piensa que esto no sirve de nada, que las empresas dicen aquello de "tomaremos buena nota" pero luego se queda en papel mojado. Otros piensan que así se va avanzando en la implantación de responsabilidades sociales corporativas. Hay de todo en la viña del capitalismo global. Lo que sí es cierto es que el que tiene más acciones decide, y si quiere ningunear derechos humanos por ganar más dinero no se puede hacer nada (que esté dentro de la legalidad de la ilegalidad comercial en la que vivimos). Por tanto, además de seguir luchando a pie de favela, una labor que deben emprender las ONG y todo aquel preocupado por el mundo es conseguir que los accionistas del Norte se conciencien de que tienen muchas vidas en sus manos. Así, si de 0,06% en Repsol YPF las ONG+personas concienciadas suman el 51% del capital total de la transnacional, ésta se convertirá en una empresa con las manos limpias. Y no sólo es esta empresa, hay que estar en todas, porque el hecho de ser respetuosos con la vida y el Tercer Mundo actualmente implica no ser competitivo -obvio-.Si nadie quiere asumir una normativización del capitalismo global lo debemos de crear desde dentro. Al menos intentarlo.

jueves, 15 de mayo de 2008

El retorno de CQC

Caiga Quien Caiga acaba de estrenarse en La Sexta, el canal que más a juego va con el estilo CQC; muestra de ello ha sido que los seguidores de este programa no hemos tenido que encender el televisor a las doce y pico de la noche. Esto se agradece.



Puesto que Manel Fuentes se ha quedado en Telecinco, han tenido que colocar a otro conductor, Frank Blanco (centro de la foto), presentador del despertador Anda ya! de los 40 Principales. Lo sorprendente es el gran parecido de Blanco con Fuentes, no en el físico (que en eso no me meto), sino en las formas, gestos y voces. A quien le gustara Manel, seguro le gustará Frank.
Otra nueva, pero veterana, cara en la mesa del Caiga ha sido Toni Garrido (izquierda), un buen comunicador que dirige el vespertino Asuntos Propios en RNE y que ya estuvo como reportero CQC. Lo que sorprende es que Garrido haya aceptado trabajar con unas formas totalmente antagónicas a las de Radio Nacional, medio caracterizado por su ritmo pausado y por su formalidad. También es cierto que Garrido no se va a enfrentar a la calle como un reportero más, sino que pone su voz grave y profunda al servicio del humor de plató, en mi opinión, la parte más floja de CQC. No obstante, el cambio de Leandro Rivera por Garrido parece acertado.
La mejor noticia es que continúa Juanra Bonet (derecha), el mejor reportero de la época pasada. En el estreno en La Sexta nos ha ofrecido dos reportajes al más puro estilo Juanra: preguntas incisivas, humor inteligente, rapidez y perspicacia ante los políticos. Actualmente representa el estilo del programa.
Como noticias negativas tenemos la ausencia de Eugeni, quien se hizo un hueco con un humor muy ácido (menos cuando se disfrazaba), la de Fran, el que consiguió merecidamente hacerse con el puesto de reportero en el famoso casting o Gonzo, gran maestro del Proteste Ya que ahora se exporta/imita Antena3 en un horario no muy agradable.
En el programa se mantiene el Top5 de la televisión, un espacio que da frescura y algo de cancha a los presentadores y el CQTest, que ahora presentan Niño & Fox, una especie de dúo de reporteros que han tenido un buen tema para lucirse (manifestación para la legalización de la marihuana). Lo difícil de una fórmula 2x1 es evitar que uno se crezca sobre el otro. Ya veremos como continúan. Lo curioso es que hayan aceptado que un reportaje tenga dos reporteros, lo cual comercialmente es un poco extraño, pero hay que innovar... algo aunque sea.
Estíbaliz Gabilondo (que no es la primera mujer de CQC) se ha encargado del Proteste Ya y quizá se la ha visto demasiado pasional en su primer reportaje. Ésta es una sección para que el poder se deje mal a sí mismo, más que por el enfado y la indignación de la reportera. Aún con todo, tiene madera de CQC.
Otro que también ha mostrado sus buenas armas ha sido Miguel Martín, muy lanzado e ingenioso. Además, una nueva sección promete: el curso de inglés del CQC, situaciones irreverentes a modo de cursillo típico. Muy acertada en su primera edición; se tendrán que esforzar para que el formato nos siga haciendo gracia en la lección 20.
Ah, por cierto, Maldo continúa. Su flequillo también.

miércoles, 14 de mayo de 2008

Poligamia y poliandria

Demasiado se ha hablado de la foto que se hizo, sin saberlo, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con un empresario polígamo en Níger. Apareció en la instantánea con el empresario de chufas, sus tres mujeres y parte de sus 18 hijos. Por supuesto y como no podíamos esperar de otra manera, los periodistas ávidos de contradicciones en los partidos de izquierda (más si éstos gobiernan) han tenido oportunidad de cargar las tintas, como es el caso de Periodista Digital, que en el titular-enlace de su Boletín escribía: "De la Vega, adalid de la igualdad, posa con un empresario polígamo en Níger".
Hoy aparece en La Voz de Galicia un artículo de Ignacio Bermúdez de Castro que apunta:

"Malamente se puede visitar Níger, donde la poligamia es habitual, con planteamientos etnocéntricos, es decir, aquellos que tienden a ver y a analizar el mundo de acuerdo con los parámetros de la cultura propia. Se puede estar en desacuerdo con esta práctica. Todos lo estamos. Pero no es de recibo soltarlo en tierras nigerianas y en viaje de Estado. (...) Resultaría más conveniente realizar este tipo de viajes con planteamientos más próximos al relativismo cultural. O sea, intentar entender, que no aceptar, un comportamiento cultural de acuerdo con los valores y normas de la cultura donde está sucediendo."

El columnista introduce términos propios de la antropología social como son los planteamientos etnocéntricos y el relativismo social el cual, como se encarga en señalar, no es aceptar lo que es diferente a lo propio, sino intentar entenderlo. Y si es un verdadero "drama" que hay que erradicar, como son las violaciones a los Derechos Humanos (en los que no vale relativismo de ningún tipo), entonces que se luche contra esa situación inhumana, por ejemplo, no legitimando un gobierno totalitario con visitas de Estado.
El caso -o más bien la foto- que nos ocupa ha hecho que la vicepresidenta se lance al momento a calificar esta situación de "drama" que hay que erradicar y tiene razón en el sentido de que la poligamia entendida como una imposición cultural y religiosa obliga a las mujeres a aceptar ese sistema. Sin embargo, y tal y como señala Bermúdez de Castro, existen también lugares del mundo en los que se practica la poliandria, que es la unión de una mujer con varios hombres, lo cual, si es por imposición de la cultura y la religión del lugar, será igual de dramático que en Níger.
Con esto pretendo decir, y que me perdonen si hiero sensibilidades, que la poligamia, al igual que la poliandria, no son malas por naturaleza, ni una aberración contra nuestra integridad humana SI Y SÓLO SI se ha alcanzado mediante una reflexión libre y plural que ha conducido a esa situación. Al fin y al cabo, y aunque a nadie se le haya ocurrido recalcarlo, el matrimonio o la unión de personas se produce/debería producir por amor, concepto también relativo y sobre todo subjetivo, de modo que ¿quiénes somos nosotros para censurar que más de dos personas se amen?

lunes, 12 de mayo de 2008

Amparanoia se nos va


Hoy me ha sorprendido el almuerzo de contraportada de El País con Amparo Sánchez, la voz de Amparanoia, ya que me ha dolido enterarme de que el grupo pionero en el mestizaje de estilos y ritmos tiene los conciertos contados. ¡Y yo sin verlos todavía!
Amparanoia no sólo es una formación musical con una alta calidad artística, es también una manera comprometida de entender la vida propia y ajena. Muchas son las canciones que le han dedicado a la libertad con ritmos que van desde el bolero, hasta el blues, el reggea, el soul o las rancheras.
Más completa que el almuerzo resulta la noticia en Público en la que Amparo afirma que en solitario será "una juglar". Lo positivo de esta despedida es que no ha sido como en otros casos brusca y nos permite a los rezagados y a los fieles seguidores verlos por última vez en directo y, quien no pueda o quiera, siempre podrá comprarse el CD-DVD que editarán y comercializarán.
Si queréis consultar cuándo y dónde podréis verlos en concierto pinchad aquí.

domingo, 11 de mayo de 2008

Granada, miscelánea y herencia

El año pasado fuimos testigos de una campaña mediática para fomentar el turismo a los lugares que precisamente reciben más visitantes. Las siete nuevas maravillas del mundo, la llamaron. Yo no sé por qué se les ocurrió calificar de maravilla a la torre Eiffel o a la Estatua de la Libertad (más que maravillas son iconos de sus ciudades) y las compararon con verdaderas preocisades como es la Alhambra, en la que tuve el placer de estar hace unos días.
Cuando visito algo que verdaderamente emociona me siento a la vez aturdido por la barahúnda de turistas que quiebran la paz del lugar, los palacios Nazaríes por poner el ejemplo concreto. Me siento mal porque yo también soy uno más del rebaño que sigue el caminito establecido por los organizadores, también contribuyo a romper la magia del lugar, también voy con mi cámara y mi botella de agua. Mientras paseaba por el Patio de los Leones, sin leones (estaban restaurándose) deseé con todas mi fuerzas poder pasear, algún día de mi vida, por la Alhambra sin restricciones, sin nadie más, sin guardias de seguridad, sin otros turistas, sin teléfono móvil con cobertura... Sería una verdadera gozada para el alma. Ojalá algún día.
Ponerme a describir la belleza de la Alhambra (la roja) sería un trabajo demasiado arduo y seguro insuficiente. Es una maravilla, digan lo que digan las votaciones vía internet, que merece ser visitada por todos los ciudadanos a quienes les guste viajar. Los jardines, el agua, las vistas a la ciudad, la arquitectura andalusí, los grabados, los poemas por las paredes, la cerámica, los patios, las torres, las flores, los olores... todo.

FOTOS: Palacio del Generalife (arriba). Panorámica de Granada desde la Alhambra (abajo).


Granada no es menos que la Alhambra que la guarda. Es una ciudad con la miscelánea como herencia: desde el periodo árabe hasta el movimiento hippie, en la que se han criado grandes genios como Manuel de Falla o Federico García Lorca. Y no pensemos que la cultura de esta ciudad se reduce a los ámbitos literarios, artísticos, musicales y arquitectónicos, también tenemos la interesantísima cultura del tapeo o la del arte urbano que se respira por doquier en barrios como el Albaicín, puede que uno de los más pintorescos y bellos por los que he paseado.

jueves, 8 de mayo de 2008

93 valientes más en el cementerio, 93 pasos atrás de la libertad


Muchas veces el utilizar expresiones o frases hechas nos sirve a los humanos como coraza de actitudes que no podemos o no queremos encarar. Personalmente creo que una de las más humillantes para el hombre, amén de la xenófoba "no hay moros en la costa", es aquella que afirma que "el cementerio está lleno de valientes", valiente forma de ocultar la cobardía. Si algo ha progresado y mejorado la humanidad desde un punto de vista humanitario y no animal ha sido precisamente gracias a los valientes que desde todos los frentes lucharon por cambiar las cosas, desde hombres de ciencia como Galileo a hombres de letras como Lorca. Muchos de ellos pagaron con su vida el precio de comprometerse por su causa, fuera cual fuera, y los que estamos vivos les debemos un eterno homenaje.

Según el Instituto Internacional de la Prensa (IPI), en 2007 murieron 93 periodistas ejerciendo su profesión que es, entre otras muchas cosas, mostrar al mundo lo que ocurre en los lugares que conviven con el horror de un conflicto armado o con la intolerancia de la carencia de libertad de expresión. 42 de los periodistas fallecidos murieron en Irak y todos menos uno eran iraquíes que, además, eran conscientes del papel tan relevante que tiene la prensa en la formación de un país en paz y libertad. Como ha recalcado la periodista Soledad Gallego-Díaz en todas sus entrevistas, "el periodismo es un instrumento de la democracia" y por la calidad de uno sabremos la del otro. Por esta razón actualmente el periodismo en países como China es casi una utopía y la bloggera cubana Yoani Sánchez no puede salir de su país para recibir un premio.

93 razones por las que el periodismo continúa siendo una profesión peligrosa es el nombre del informe que ha publicado el IPI, y no sólo se refiere a países en guerra como Irak o Somalia, también es peligroso incluso en algunas democracias, véanse Rusia o México (en este último dos muertos y seis desaparecidos). De modo que honremos todos la valentía de todo aquel profesional de la información que va más allá de cobrar a fin de mes, que tiene la motivación de contar lo que pasa y por qué pasa para abrirnos los ojos a los demás. Cada periodista muerto es un paso atrás que da la libertad de la humanidad, cada reportaje que fomenta la comprensión y el entendimiento es un paso adelante. Intentemos no dar ni un solo paso atrás.

Rajoy, el solitario pensador

En dos semanas se nos han ido los dos políticos que más han personificado la forma de hacer y proponer política del Partido Popular durante esta legislatura. Se fueron los tipos duros, los fieles y leales al partido y los que consagraban la etapa dorada de PP, de la que sólo queda Rajoy.
El primero, Eduardo Zaplana, casi sin avisar a su jefe, se marchó a Telefónica, una empresa que le pega mucho y en la que ganará un millón de euros al año. Y Acebes, más correcto en las formas, aunque igual de duro en el fondo, avisó de que “no contara” con él, total, Rajoy no iba a hacerlo. Se dice que ambos están molestos porque Rajoy no quiere asumir su parte de responsabilidad en la derrota electoral y la achaca a la “imagen” de este núcleo duro que ahora se va. Es normal que se enfaden, recordemos por ejemplo que Rajoy también estuvo en Navarra, en primera línea de manifestación, defendiéndola de la transacción que supuestamente pretendía llevar a cabo Zapatero con los terroristas. Tanto Acebes, como Zaplana (como Pizarro, como Juan Costa… en un futuro) han pensado que, en lugar de ser ninguneados, mejor irse por su propio pie y no por un congreso.
Y así está el patio; Rajoy en sus soledades pensando en su equipo, tan impertérrito como la escultura de Rodin. Cada día los ánimos están más cargados y los políticos populares presionan a su líder para conocer al menos quién será su mano derecha (la mano izquierda la lleva Sáenz de Santamaría). Astarloa o Arístegui ya han azuzado a su jefe en público a que se decida. Las quinielas apuntan a González Pons o Jorge Moragas, quizá al primero más que al segundo. Con González Pons serviría de reconocimiento a los que, en opinión de Rajoy, “han trabajado más”, como el tantas veces bautizado feudo valenciano. Además, González Pons es un político que se las sabe y por eso procura figurar lo más posible y que caracteriza el PP que quizá puede estar buscando Rajoy, a caballo entre los gallardones y los aznaristas. ¿Qué pasaría si optara por algo tan sorprendente como el alcalde de Madrid para Secretario General? Esa es una pregunta muy divertida de divagar, pero que merece un post para ella sola.
Es bueno y saludable para la política de cualquier país que uno de los principales partidos se renueve, más teniendo en cuenta lo indecoroso de sus actuaciones de los últimos cuatro años. A los que tanta crispación sembraron y que ahora se van les deseamos que ganen mucho dinero (uno de ellos sabemos seguro que lo hará) y QUE LO DONEN a quien lo necesita más que ellos. Puestos a desear, deseamos algo bueno.

martes, 6 de mayo de 2008

"Arroz y tartana", retrato de los valencianos de fines del siglo XIX


Arroz y tartana es, junto con La Barraca, la novela más conocida y citada de Vicente Blasco Ibáñez (foto). Esta novela fue publicada por entregas en 1894 en el periódico republicano El Pueblo que dirigió y catapultó política y literariamente a Blasco Ibáñez. Se trata de una novela costumbrista que narra las peripecias y los trances por los que pasa una familia burguesa por mantener el honor y el nivel de la familia, es decir, por pasear por Valencia en tartana en casa sólo comen arroz.

Blasco Ibáñez critica en su novela los lujos y la vanidad de las personas obcecadas en la ostentación y el aparentar ser más de lo que son. Lamentablemente esto hoy en día se sigue dando, la diferencia estriba en que a los que a finales del siglo XIX los burgueses llamaban despectivamente "cursis", ahora son "cutres", "rancios" o "pasados de moda", mientras que ellos, los burgueses, las personas "con clase", ahora son las "cool" y otros nombres ridículos que se ponen ellos mismos. Lo curioso es que cuando Blasco Ibáñez se mudó a Madrid, él era un bon vivant más que en las cartas a su editor siempre le estaba pidiendo adelantos o unos durillos para seguir tirando de la fiesta de la capital.

Literariamente la novela no es que ofrezca una altísima calidad (quizá me esperaba más), lo que sí que aporta, y es una gozada disfrutar de ello, son las fotografías exteriores e interiores de los valencianos y la Valencia de finales del siglo XIX. Cuando uno lee la descripción de la plaza del Mercado Central, la de las callejuelas del Barrio del Carmen, la Alameda, Burjassot... es más fácil y más emocionante introducirse de lleno en el escenario de la obra. Lo mismo ocurre con la actitud de los valencianos, tan festivos, tan aficionados al fuego y la pólvora, tan proclives a vestirse de gala. Actualmente no es que me emocione ver arder una falla, de hecho ni voy, pero quizá sí asistiría si el espectáculo fuera tan popular como describe Blasco Ibáñez: la falla, unos chiquillos tocando unos instrumentos a modo de orquesta que representan el gobierno y a su director, Sagasta. La gente no se gastaba 600.000 euros o más en prepararlas, sino que se reían de ver parodiado y quemado a su gobierno en un grupo de muñecos andrajosos, y al subirles el vino y los ideales republicanos/democráticos comenzaban a cantar la Marsellesa. Hoy tenemos más vino y mejores "monumentos", ideales y sátira ninguna.

La novela tiene varios clímax muy representativos, como por ejemplo cuando muere el único caballo de la familia, y al no poseer otro ni dinero para pagarlo, la familia le llora como si fuera el ser más querido del mundo. Pero si lo que queréis es una pequeña muestra representativa, leed el primer capítulo en el que se describe la Plaza del Mercado y los principales protagonistas (y roles) de la historia. Lo tenéis muy fácil, tan sólo entrad en el vínculo de Arroz y tartana o en el de La Barraca y por cortesía de Santa Wikisource tendréis las novelas completas a vuestra disposición.

¿Por qué un blog?

Éstas son las primeras palabras de mi bitácora y quiero que sean también una declaración de (buenas) intenciones.
Al buscar un nombre para este rincón de la web me encontré con la abrumadora presencia de otras personas que habían pensado el mismo título que yo. Probé con varios nombres y encontré algunos bitácoras de gente que había escrito un único mensaje en su página hacía más de dos o tres años... y ahí seguía su espacio, criando polvo, si es que esta expresión se puede utilizar en Internet, y haciéndome sentir insignificante. ¡La cantidad de basura digital que habrá ahora mismo y en el futuro! Por lo que a mí respecta, me comprometo en firme a que si no alimento y cuido este espacio para ofrecer algo más o menos interesante lo borraré y dejaré que quien quiera utilizar el espacio del servidor y el título de Ojo Avizor pueda hacerlo.
El haber coincidido en mis fallidos títulos con otras personas también me ha hecho pensar en lo que puedo ofrecer. Miles y miles de personas publican su vida y opiniones por la red, no ya pensando en la calidad o el interés que suscita lo que escriben (que también), sino en la propia realización consigo mismos. Las personas que dejan su huella personal en la red lo hacen por un comportamiento muy humano que es el de exhibición y la perpetuación de su vida y/o de sus opiniones, lo cual no es para nada negativo. Una parte de nosotros mismos se queda plasmada ahí, al alcance de todos, de quien quiera, de quien nos encuentre, con el triste privlegio de poder hablar desde el anonimato o, peor aún, desde una identidad falsa. ¿Qué publicaré yo que no haya publicado alguien? Probablemente nada, pero creo en la unicidad de las personas y, por tanto, en la de los blogs. Si ofrezco mi visión del mundo en esta bitácora, amén de la razón exhibicionista, es porque me gustaría intervenir, aunque sea un poco, en la vida de las personas que me lean por casualidad o premeditación, ya sea por rechazo o por coincidencia, ya que cuanto más nos relacionemos, más creceremos como personas libres y tolerantes.